Pasos a seguir después de la sesión

1- Se aconseja que durante las 24 horas posteriores al depilado no realice grandes esfuerzos o actividad física, esto es así para evitar la sudoración, pues ello favorece la irritación de la piel.

2- Evitar aplicar lociones o geles que contengan alcohol o efecto peeling, que puedan irritar la zona tratada, durante los tres primeros días.

3- No exponerse/protegerse de sol en 3-4 días


Además de estas precauciones, que son lógicas y fáciles de entender, lo que tenemos que tener en cuenta por encima de todas es que debemos evitar la exposición a los rayos solares (incluyendo cabinas de bronceado, lámparas ultravioleta), durante un tiempo después del tratamiento, que oscilará entre una semana y veinte días, dependiendo del tipo de láser que hayamos empleado. Además, las semanas siguientes a la sesión láser debe utilizar un protector solar de factor alto (50+) y, a ser posible, durante todo el tratamiento si ha de exponerse al sol. Estas precauciones son fundamentales para reducir el riesgo de hiperpigmentación así como de quemaduras, por estar la piel mucho más sensible e irritable.

4- Respetar el intervalo entre sesiones y no arrancar el vello de raíz

5- Evitar prendas ajustadas sobre la zona que podrían irritar la piel al menos dos o tres días. Utilizar ropa que facilite la transpiración

6- Evitar la aplicación de calor en la zona tratada, así como tomar duchas o baños con agua muy caliente, saunas… durante los dos o tres primeros días.

7- En caso de depilarse las axilas, evitar el uso de desodorantes con alcohol o componentes agresivos los dos días posteriores al tratamiento.

8- Si el tratamiento se ha realizado para eliminar vello facial, debe evitar maquillarse en dos o tres días.

9- Evitar también la natación, por el efecto irritante del cloro. Durante los días siguientes a la sesión con láser debe evitar frotarse o rascarse la zona depilada, así como realizar depilación con cera, pinzas ni otro tipo de tratamientos. Es suficiente si la limpia abundantemente con agua y jabón neutro. La depilación láser es una forma de agresión al folículo piloso y, tras realizar una sesión, puede producirse la infección del folículo (foliculitis) por rascado o irritación. Este problema se resuelve fácilmente con aplicación de una crema antibiótica durante dos o tres días, previa valoración médica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.